Adiós a David Bowie, artista irrepetible

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

davidbowie1

David Bowie no ha podido elegir una forma más artística de despedirse que legándonos una nueva colección de canciones. Apenas dos días antes de su fallecimiento, y coincidiendo con su cumpleaños, veía la luz “Blackstar”, su último álbum. Víctima de un cáncer que le acosaba desde hace 18 meses, Bowie se marchó el 10 de enero de 2016.

Con él se va toda una leyenda universal del rock y de la música popular, uno de los artistas más influyentes en los últimos 50 años, aparte de un creador inquieto que siempre supo reinventarse, sorprender y poner el listón de sus canciones en lo más alto.

Como herencia nos deja un sinfín de canciones magistrales, como “Space Oddity”, “Starman”, “The man who sold the world”, “Ziggy Stardust”, Ashes to ashes”, “Heroes”, “Let’s dance”… que pueden encontrarse en los 25 álbumes que el artista británico grabó a lo largo de toda su carrera.

Bowie, músico, compositor, actor, productor y showman nació en Londres en 1947. Alcanzó la fama en 1969 con el sencillo “Space Oddity” y, desde su llegada a las listas de éxito, no dejó de plantear constantes desafíos al rock y a la música popular de la época, siendo uno de los principales impulsores de su evolución.

A lo largo de su carrera realizó reiteradas incursiones en estilos y subestilos diversos. Tanto su música como su imagen fueron mutando a medida que él mismo crecía como artista, hasta tal punto que recibió el apelativo de “Camaleón del rock”.

Se fue David Bowie, uno de esos artistas que parece que no se vayan a morir nunca. No es extraño, porque Bowie es un artista eterno, irrepetible. Allá donde vaya el Duque Blanco, como también era conocido por sus fans, seguirá conmoviendo y emocionando como sólo él sabe hacerlo.

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone