La Clínica Veterinaria Caramuel ofrece técnicas para corregir malas conductas de tu perro

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

La Clínica Veterinaria Caramuel identifica las malas conductas en los perros en muchas ocasiones. La experiencia de más de 30 años en el sector veterinario, permite confirmar que los animales son en este sentido como las personas. Cada uno es diferente, por tanto cada animal puede afrontar el entorno de manera distinta.

La Clínica Veterinaria Caramuel y la corrección de malas conductas en perros

Y, de la misma forma que sucede con las personas, esta mala conducta puede tratarse y redirigirse hacia un buen comportamiento o, como mínimo, que permita estar en público y con más gente de una manera tranquila y sin incidentes.

Qué es el adiestramiento positivo

En la Clínica Veterinaria Caramuel plantean el adiestramiento positivo como la mejor metodología para corregir malas conductas en nuestro perro. Esta opción se basa en el refuerzo de comportamientos positivos en los animales cuando se comportan bien, con el fin de que se les inculque esta forma de actuar ante estímulos de su entorno.

A continuación, la Clínica Veterinaria Caramuel detalla algunas técnicas con las que afrontar malas conductas en perros, teniendo al adiestramiento positivo como base.

Perros con agresividad en el paseo

Es bastante común una mala conducta en perros en el momento del paseo, dado que están fuera de su zona de confort y se enfrentan a estímulos que pueden causar estrés, ansiedad y miedo, como vehículos en movimiento y otros perros.

En el caso de los vehículos no es posible motivar un acercamiento mutuo, pero sí podemos transmitir una calma progresiva. Si nos acercamos con el perro a la calle o carretera donde circulan los vehículos, podemos tumbarlo sobre el suelo y tranquilizarlo, con el fin de que identifique poco a poco que la situación no reporta peligro.

Podemos acercar cada vez más al perro, repitiendo la misma acción, hasta que finalmente pueda sentirse a salvo a pesar de que los coches estén circulando por la carretera más cercana. Por descontado, de forma paralela la Clínica Veterinaria Caramuel recuerda que también hay que motivar una actuación responsable en el perro a la hora de cruzar calles por las que circulan vehículos, para preservar su seguridad.

En cuanto a la actitud con otros perros, la técnica ante una mala conducta de agresividad es similar. Si de lo contrario optamos por estirar su correa, incluso antes de que detecte al otro animal, lo detectará como una amenaza y cada vez reaccionará de forma más agresiva.

En lugar de ello, tranquilizar al animal le transmite que no hay peligro ni amenaza en otros perros paseando a su alrededor, lo que motivará conforme pase el tiempo, que también presente una actitud más relajada e, incluso, interesada por los otros animales.

En la clínica Caramuel nos recomiendan comprar juguetes a nuestras mascotas

Perros mordedores

Los perros muerden de manera habitual objetos en un hogar. La Clínica Veterinaria Caramuel explica que tenemos a nuestra disposición dos técnicas con las que resolver esta mala conducta. La primera de ellas de aversión, mediante la aplicación de sabores y olores que puedan resultar desagradables para el animar.

Al relacionar ese mal olor o sabor al objeto que acostumbraba morder, terminará por cesar en su mal hábito.

Otra técnica a nuestra disposición es la de distracción. Es recomendable comprar juguetes y objetos, que el animal pueda habituarse a morder, identificándolos así de forma diferenciada respecto a otros que, al hacerlo, provoca una respuesta no positiva de los dueños.

Perros con estrés por falta de ejercicio o aburrimiento

Los perros, como las personas, pueden sentir ansiedad y estrés por inactividad, padecen aburrimiento y lo pueden contrarrestar mediante acciones que son consideradas una mala conducta.

Desde la Clínica Veterinaria Caramuel exponen la necesidad de realizar ejercicio con nuestras mascotas. Debemos motivar tanto los juegos y la actividad en el hogar, como sobre todo durante el momento de paseo.

No solo nos servirá para redirigir su necesidad de ejercicio hacia una actividad divertida, en la que además podemos fomentar una relación afectiva con el animal, sino que también motivamos que tenga una vida más saludable, el correcto desarrollo de sus músculos y prevenimos problemas como el sobrepeso.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *