Con Lyoness un centenario de tarjeta de crédito lleva a una nueva era

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Lyoness-tarjeta

Ya pasaron más de diez años que la marcha triunfal del dinero de plástico prácticamente  terminó la era del tradicional cheque.

En los Estados Unidos hace tiempo que se suele pagar más mediante tarjetas de crédito que en efectivo. También en España el número de las tarjetas como Mastercard y Visa aumenta año tras año.
La tarjeta de crédito ya cuenta con una larga historia. Ya se la mención en 1887 en la novela de ciencia ficción “Looking Backward”. El escritor cuenta que las personas pagan en el año 2000 mediante una tarjeta y que el importe se carga automáticamente de la cuenta, cosa muy cerca de la realidad actual. Era la compañía de Western Unión que editó la primera tarjeta de crédito real en el año 1914. El éxito de tarjeta de pago aplicable de forma universal logró el Diners Club hace más de 60 años. Hoy en día ya nadie se puede imaginar una vida cotidiana sin tarjetas de crédito, que presta sus servicio tanto pagando en gasolineras como en el internet o en viajes de largas distancias.

En el momento de efectuar una compra, el consumidor presenta su tarjeta de plástico y bien firma un albarán o bien introduce su número personal secreto, el así llamado PIN. La empresa de la tarjeta de crédito, mayoritariamente un banco, paga la factura. El consumidor recibe en una fecha previamente acordada cada mes una factura desglosando todos los importes pagados durante el mes de facturación. La ventaja para el consumidor es que no necesita disponer constantemente de dinero en efectivo y en su lugar el banco o la empresa de la tarjeta de crédito le concede un crédito. El comerciante siempre recibe su dinero independientemente de la solvencia del consumidor, pero tiene que pagar una tasa a la empresa de la tarjeta de crédito.

Con el mismo sistema funcionan las tarjetas de crédito prepago, pero en vez de recibir prestado el dinero en forma de crédito es necesario ingresar previamente el importe necesario en la cuenta asociada a la tarjeta antes de que sea operativa. La gran ventaja de este sistema es que el titular de la tarjeta de crédito prepago nunca corre el riesgo de endeudarse gastando dinero del que en realidad no dispone.

100 años después del nacimiento de la primera tarjeta de crédito, un nombre muy grande y conocido en el sector que es MasterCard se une con otro nombre grande en el campo de las tarjetas Cashback Card: la empresa Lyoness. Justo 100 años de hacerse conocer la primera tarjeta de crédito se hace conocer una innovación de este tipo de tarjeta combinando las ventajas de una tarjeta de crédito prepago MasterCard® con la Cashback Card de Lyoness. Había que esperarse 100 años para poder ganar dinero en el momento de pago ya que con la Cashback Card se sigue recibiendo abonado el descuento de hasta el 2 % en cada compra efectuada. En el futuro los importes reembolsados serán ingresados en la cuenta del afiliado a la comunidad de compras de Lyoness y de esta forma están disponibles para futuras compras. Un centenario con la tarjeta de crédito desemboca en una nueva era de la tarjeta de crédito prepago combinada con la Cashback Card.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone