Consecuencias de la pelea de padres de jugadores de fútbol infantil

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

futbol infantil

Es el mejor ejemplo de lo que no se debe hacer. Sucedió el pasado día del padre, 19 de marzo, en la localidad mallorquina de Alaró. Se jugaba un partido de fútbol infantil entre el Alaró y el Collerense.

Tras una dura entrada de un jugador, un buen número de padres se enzarzaron en una auténtica batalla campal entre ellos, a puñetazo limpio, para bochorno, sonrojo y vergüenza ajena de algunos espectadores que presenciaban el partido y, a estas alturas, de todo el mundo que ha visto ya estas lamentables imágenes a través de la televisión. El partido tuvo que ser suspendido por el árbitro ya que era imposible reanudar el juego.

Después de la pelea varios adultos fueron atendidos por heridas leves y algunos padres agredidos presentaron denuncias ante la Guardia Civil.

De esta forma, los padres dieron un pésimo ejemplo a sus hijos y perdieron una oportunidad de practicar el espíritu deportivo y la tolerancia delante de ellos. Algunos de los chavales rompieron a llorar allí mismo por la tensión y la violencia generada por sus progenitores.

Tras el incidente, los dos equipos de futbol han manifestado sentirse  desolados  y han lamentado la forma en la que se desarrollaron los hechos. En el club titular donde se jugó el partido han llegado a pedir perdón por estos hechos a través de una nota publicada en su cuenta de Facebook y los visitantes han calificado los hechos de “vergüenza”.

El Alaró ha decidido retirar de la competición a su equipo y va a pedir que la Federación celebre los partidos sin marcador, como si fueran amistosos, para que evitar rivalidades mal entendidas.  Por su parte, el Collerense ha tomado  la decisión de expulsar del club a dos padres y a dos jugadores, aunque no ha retirado a su equipo de la competición.

También ha intervenido en el conflicto la Comisión Antiviolencia de la Federación de Fútbol de las Islas Baleares (FFIB), que enviará a la Fiscalía el vídeo de la pelea y presentará denuncias por la vía penal.

En unas horas el Comité de Competición de la Federació de Futbol de les Illes Balears procederá a la sanción de los dos clubes, al delegado de campo y al jugador del Alaró que inició la pelea.

El vicepresidente balear, Gabriel Barceló, señaló que hechos de este tipo no deben volver a suceder. A su juicio, tanto las fuerzas de seguridad como la Federación de Fútbol deben tomar las medidas oportunas para que no se vuelva a repetir algo así. Y ha recordado que ya el año pasado  el gobierno autonómico puso en marcha una campaña de concienciación, en colaboración con todas las federaciones deportivas, para la promoción del “deporte en valores”.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone