Crisis en Banco Santander  

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Banco SantanderEl Banco Santander ha anunciado que cerrará unas 425 oficinas, lo que supone el 10% de sus sucursales en España. Según han informado responsables de la entidad a los sindicatos, ésta también se verá obligada a reducir su plantilla en un número de trabajadores todavía no determinado para poder hacer frente a la crisis que atraviesa. En la actualidad, dicha plantilla cuenta con 24.216 empleados.

Banco Santander, el mayor grupo financiero español,  se ha visto afectado en los últimos tiempos por una creciente caída de ingresos y por el uso cada vez más extendido de los canales digitales. Según palabras textuales, las medidas a tomar se justificaron por el “actual entorno económico y el fuerte incremento de los costes regulatorios”.

El Banco deberá profundizar en un proceso de transformación que ha emprendido desde que Ana Botín sucedió a su padre como presidenta del grupo. Está previsto que un plazo de tres años cuente con 1.000 oficinas grandes de unos 8 empleados. El objetivo consiste en eliminar las oficinas pequeñas, aquellas en las que sólo se puede hacer operaciones mecánicas y que cuentan con 2 ó 3 empleados, ya que cada vez se utilizan más los canales digitales. El uso de Internet y de la tecnología móvil para realizar operaciones financieras ha cambiado radicalmente la relación de este banco, y del sector financiero en general, con sus clientes.

Ya en 2015 se procedió al cierre de 44 oficinas hasta quedarse en las 3.467 actuales. Banco Santander está realizando un traslado progresivo de empleados a oficinas grandes para concentrar su actividad en ellas. Una actividad enfocada a la prestación de servicios de asesoramiento a sus clientes, destinados a  conseguir la venta de productos financieros complejos. Este modelo es el que se sigue en otros países de nuestro entorno como Alemania.

El proceso de transformación también tendrá repercusión en el centro corporativo, ya que el banco intenta reestructurar los costes, priorizando los recursos destinados a las áreas más estratégicas y prescindiendo de las que aportan menos valor.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone