¿Es sensato apuntarse a una comunidad de compras?

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

ventas

También los más críticos y envidiosos deben admitirlo: el triunfo de la comunidad de compras Lyoness no parece tener límites, ¿pero que significa para todos si pronto llega a ser no solo una de las comunidades de compras a nivel mundial sino la comunidad de compras más importante en todo el mundo?

Para todos los afiliados los productos efectivamente son más baratos y esto es el lema y objetivo de la empresa. Consecuentemente para todos que no sean afiliados a Lyoness los artículos encarecen. Por lo tanto comprar en otro lugar se convertirá en un lujo que no se pueden permitir muchos.

Aunque todos los colaboradores de Lyoness vendan sus mercancías más baratas, tienen un volumen de ventas más grande debido a cifras de venta más elevadas. Además ahorran gastos de publicidad. Por lo tanto todos los empresarios que no colaboran con Lyoness sufrirán pérdidas de volumen de ventas.

Mientras tanto Lyoness ya ha empezado a crecer por sí solo lo que significa una cierta presión sobre compradores y comerciantes. Están naciendo otros sistemas de descuento alternativos forzando la situación de expectación colectiva por parte de los consumidores de esperar más descuentos y la obligación colectiva de los vendedores de conceder más descuentos aún.

Puede que llega el momento que ya no es voluntario participar en el sistema, pues ya no será posible la libre compra o venta de mercancías, pues casi ante cada decisión de compra se plantea ya la pregunta de recibir o no algún tipo de descuento.

Naturalmente no está nadie obligado a participar y afiliarse a Lyoness. Cada uno puede tomar posición y valorar los pros y los contras. Pero considerando bien el asunto y valorando cada aspecto, la decisión no solo depende de la posibilidad de comprar en las tiendas colaboradoras online de Lyoness sino el gran espectro de negocios comprendiendo incluso hoteles, restaurantes, talleres y de servicios como aseguradoras. Entrando curioseando en las redes sociales el consumidor descubre posibilidades ni siquiera sospechadas. Y todo esto a nivel mundial.

No hay ningún impedimento de seguir haciendo colección de tarjetas de cliente para acumular puntos y recibir quizás algún día algún regalo. Pero sin duda queda imbatible la certeza de recibir abonado en efectivo – y no en puntos –  inmediatamente en la cuenta el reembolso de hasta el 2 % del valor total de la compra efectuada. Y si a este ahorro se suma aun el beneficio de alguna acción especial: ¡mejor imposible! Y no digno de considerarlo dos veces.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone