Estados Unidos vuelve a imponer las sanciones a Irán eliminadas en 2015

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Sanciones a Irán

El pasado 7 de agosto, el Gobierno Estados Unidos recuperó de forma oficial las sanciones económicas y comerciales impuestas a Irán, que desde el año 2015 habían sido levantadas, en función de un acuerdo nuclear del que el presidente Donald Trump se desvinculó recientemente.

Objetivos de las sanciones económicas a Irán

Estados Unidos ha presentado su planteamiento con esta recuperación de las sanciones a Irán, basando la decisión en el objetivo de que no se puedan financiar tan fácilmente determinadas actividades, teniendo a los ayatolás como principal referencia.

En base a esta decisión, Estados Unidos no solo busca complicar las cosas económicamente al país, sino también forzar que otras compañías de países extranjeros, se vean obligadas a retirarse comercialmente de Irán por las dificultades comerciales.

Detalle de las sanciones a Irán

Uno de los principales elementos de estas sanciones es la prohibición que Estados Unidos impone al Gobierno de Irán de adquirir divisa estadounidense, algo que dificultará con creces cualquier actividad comercial, sobre todo en términos internacionales.

No solo se limita a imponer una prohibición a Irán, sino que además desde Estados Unidos se amenaza con más sanciones para quienes comercien con emisión de deuda soberana iraní. Obviamente, tampoco se podrá hacer uso de dólares en actividades comerciales en Teherán.

Los sectores automotriz y de metales también van a estar condicionados por estas sanciones. Por tanto, se prohíbe comerciar con oro, con metales preciosos o incluso con acero y aluminio. Tampoco se puede vender automóviles que hayan sido fabricados en Irán y se aplican nuevas prohibiciones a transacciones que tengan relación con el sistema de ferrocarriles de este país.

Dentro de las últimas medidas que se imponen con esta renovación de las sanciones a Irán, también se incluye la importación de alfombras y alimentos procedentes de Irán que, ahora de nuevo, pierden todos los permisos obtenidos durante estos años.