Fernando Rodríguez Acosta analiza el sector hotelero patrocinado por futbolistas

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Deporte y economía van innegablemente de la mano, sin embargo es difícil que un negocio comercial sea patrocinado por un elemento deportivo, pues suele ser a la inversa. El analista Fernando Rodríguez Acosta, especializado en ambos sectores, explica el beneficio mutuo y las peculiaridades de la relación entre el ámbito hotelero y los futbolistas.

Lo corriente es que un complejo hotelero se construya cerca de un estadio deportivo. Sin embargo, hay una alternativa de contraste, que consiste en que una marca de hoteles se apoye en un deportista de élite, con el fin de generar mayores beneficios.

Con otras celebridades es mucho más común. La cadena de hoteles Paris Hilton es un buen ejemplo de ello, aunque no siempre genere los beneficios que se esperan. Sin embargo en el terreno deportivo es bastante reciente la iniciativa.

Fernando Rodríguez Acosta explica que la operación tiene todas las bases para conseguir el éxito. Si el jugador de fútbol es una estrella internacional y está en un buen momento de su carrera, podrá transmitir esa imagen al hotel con el que colabore, motivando a todos sus fans a alojarse como huéspedes.

Fernando Rodriguez Acosta analiza la inversión de futbolistas en hoteles

Fernando Rodríguez Acosta explica las ventajas del sector hotelero

Cristiano Ronaldo se ha aliado con la cadena hotelera Pestana, para abrir los hoteles denominados Pestana CR7 en su país natal, Portugal. El éxito le motiva a buscar la expansión hacia mercados como el español, el estadounidense o, también, Asia y Oriente Medio.

El jugador del Real Madrid tiene a su favor el conocimiento que de su figura existe en todas estas regiones, algo que puede aprovechar mediante su marca para atraer a nuevos huéspedes a estos hoteles.

Sin embargo, tal y como Fernando Rodríguez Acosta expone, el sector turístico también es clave en esta ecuación. En la actualidad y ya desde hace unos pocos años, el turismo internacional supera récords, siendo España uno de los principales destinos a visitar.

Las cadenas hoteleras cuelgan pronto los carteles de “completo”, si bien están tentados a mantener una escalada de precios, con el fin de ponderar hasta dónde llega el interés de la demanda.

Precio y servicio van relacionados, pero también lo exige el caché del hotel, basado en estrellas oficiales y, también, en marca. Es aquí donde Cristiano Ronaldo entra en juego. El futbolista se ha decantado por la inversión en hoteles de corte juvenil en una estrategia valorada en 75 millones de euros, para ofrecer a los huéspedes una experiencia categorizada como de “lifestyle”. El luso y la cadena hotelera son socios al 50%.

La estrategia confrontada de Messi

Fernando Rodríguez Acosta llama la atención sobre la diferencia de Cristiano Ronaldo sobre Leo Messi, en el terreno inversor. El argentino ha preferido apostar por el lujo en el servicio, con la adquisición de un hotel boutique comprado por 30 millones de euros.

El analista opina que no existe una diferencia de objetivos, solo una estrategia diferente de servicio, que atrae a aficionados de perfil distinto, presentes en realidad para ambas figuras. Gracias al auge del sector hotelero, las dos estrategias tienen opciones de rentabilidad a corto plazo.

Pero Fernando Rodríguez Acosta advierte de los peligros de estas operaciones. Si el futbolista quiere transmitir una imagen promocional con esta inversión vinculada al tipo de hotel, la reputación de las instalaciones y la experiencia de los huéspedes influirán directamente en su imagen publicitaria.

Y al contrario, si el jugador comienza a decaer en su rendimiento deportivo, los ingresos de los hoteles podrían verse lastrados, hasta el punto de tener que valorar un cambio estratégico de nombre. Como siempre, deporte y economía van relacionados.

Comments are closed.