Halloween, ultimando los planes para la noche más terrorífica

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

halloween

Halloween ya es todo un fenómeno de tremendo calado en nuestra sociedad, cada año va ganado más adeptos. Esta noche, las calabazas decoradas y los disfraces de payasos diabólicos volverán a hacer de las suyas. Casi nada se le escapa ya a esta fiesta, que se ha convertido en una de las más señaladas del año también en España: calaveras, disfraces, títeres trucos de maquillaje, recetas, videojuegos, espectáculos teatrales…

Casi todas las ciudades del mundo celebran Halloween año tras año. La gente está ávida de emociones fuertes y la noche de los difuntos es uno de los momentos más excitantes del calendario. Por eso no faltan los planes organizados para pasar la noche más terrorífica de la forma más espeluznante posible. Por ejemplo, durmiendo en el castillo de Drácula en Transilvania (Rumanía), tal y como va a hacer una pareja gracias a Aibnb.

En España también andamos sobrados de tradiciones tétricas y Halloween se puede celebrar  volviendo la vista a nuestras leyendas y mitos más arraigados: por ejemplo, celebrando la fiesta celta de los difuntos con La Santa Compaña gallega y su procesión de almas en pena, de ruta por Belchite (pueblo aragonés en el que murieron  5.000 personas en dos días durante la Guerra Civil española), participando en la “Zombie Race” murciana, una carrera de coches en la que los conductores deben escapar del asedio de los zombies y tratar de llegar a la meta a salvo, etc.

Son tan sólo unos cuantos ejemplos de cómo piensa celebrar la gente esta noche de Halloween, una celebración que se remonta unos cuantos siglos antes de Cristo, a los tiempos de los celtas, que creían que el 31 de octubre el velo entre presente, pasado y futuro, se desvanecía. El origen de esta celebración se encuentra en el llamado “Samhain” o “Samagín”, una conmemoración celta en la que los druidas de la antigua Britania pedían por las almas de los muertos al dios de la muerte. Para ello, se recurría a fogatas que espantaran a los espíritus malvados y se sacrificaban a personas para poder ver el futuro. Cuando los romanos conquistaron las islas prohibieron parte de estas actividades, suprimiendo los sacrificios humanos. Con el transcurrir de los siglos, la celebración ha llegado hasta nuestros días tal como la conocemos.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone