La compensación de deudas, una solución alternativa para combatir la morosidad empresarial

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

compensación-de-deudas

La morosidad empresarial es un grave problema que afecta a numerosas pymes y autónomos, en medio de una situación de falta de liquidez y de grandes dificultades para poder acceder a financiación. Una empresa deja de pagar a otra, esa otra se ve con las manos atadas para poder atender al mismo tiempo sus compromisos de pago y así sucesivamente. La verdadera dimensión del problema de la morosidad entre empresas radica en su potente efecto contagio: “yo no puedo pagar porque a mí tampoco me pagan”. ¿Qué soluciones hay entonces?

En este contexto, la Ley de Morosidad se ha demostrado incapaz hasta la fecha para poder ofrecer una solución realista y acorde a la dimensión del problema de la morosidad empresarial, ya que tan solo incide en el tema de los plazos de pago, mientras que el principal problema que provoca la morosidad está relacionado con la falta de liquidez de las empresas.

Una solución alternativa que podemos plantearnos a día de hoy es la compensación de deudas, un procedimiento con validez legal a todos los efectos y que aparece regulado en el Código Civil. Se trata de una fórmula que te permitirá pagar las facturas vencidas de tu empresa con lo que a su vez te deben a ti, sin tener que realizar un desembolso de dinero y salvando de este modo el obstáculo de la falta de liquidez para poder cobrar y pagar.

La compensación de deudas multilateral

Para explicar el procedimiento de la compensación de deudas vamos a poner un ejemplo muy sencillo: tenemos a la empresa A que debe 1.000 euros a la empresa B. A su vez, la empresa B adeuda a la empresa A facturas por un importe total de 1.500 euros.

Si en esta situación aplicásemos la compensación de deudas, el volumen de impagos entre las dos empresas quedaría automáticamente reducido a 500 euros. Cantidad que todavía le seguiría debiendo la empresa B a la empresa A, pero sin que ningún momento las dos empresas hayan perdido liquidez en la operación, que es legal a todos los efectos.

Sin embargo, la compensación de deudas ofrece posibilidades mucho más interesantes a la hora de poder conectar las deudas de más empresas, reducir la morosidad y contribuir a detener este efecto contagio. En este caso hablamos de la compensación de deudas multilateral, una fórmula que ha desarrollado la plataforma Deudae.com para facilitar el acceso a las empresas a esta solución financiera y conseguir mayores resultados.

El servicio que ha desarrollado Deudae permite conectar las deudas de empresas que no tienen por qué haber tenido relaciones comerciales entre sí pero que tienen un nexo en común, de forma que se pueda aplicar la compensación de deudas a un mayor volumen de impagos y de empresas afectadas.

Para acogerse a este servicio, que no tiene coste inicial sino que se basa en la consecución de resultados (sólo hay que pagar una comisión del 3% si la operación se realiza con éxito), habrá que ser una empresa deudora y acreedora a la vez, darse de alta gratis  y registrar las facturas vencidas pendientes de pago y de cobro que se quieran compensar.

Dicha información de las facturas se cruza con los datos facilitados por otras empresas y un algoritmo matemático se encarga de detectar todas las posibles cadenas de deuda para, a partir de ahí, proceder a la intermediación para compensar el mayor volumen de deudaque sea posible en cada caso. Ya sea reduciendo las deudas o cancelándolas en su totalidad.

De este modo, se facilita a las empresas que puedan pagar con lo que a su vez les deben y sanear sus balances sin perder liquidez.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone