La música pop española de los 70 y 80, más allá de la Movida

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

movida

Aunque la versión oficial y la imagen que se ha trasladado hasta nuestros días es que España vivió entre finales de los 70 y primeros 80 una movida en el terreno musical que fue la cúspide de la modernidad, ni la memoria de los que entonces siguieron el panorama musical ni el análisis sociológico riguroso puede admitir que esa fuera la única tendencia ni en muchos casos la dominante.

Se deja constancia en muchos medios, en revisionismos rápidos y poco serios, series de televisión, etc., de una escena musical de aquellos días en la que todos los artistas optaban por nuevos estilos, incorporaban sintetizadores, se teñían los pelos de colores y llevaban looks transgresores.

Lo cierto es que en la música pop y rock española de aquellos años hubo más cosas: por ejemplo, heavy metal (dos de los grupos más vendedores de aquellos años fueron, sin duda, Barón Rojo y Obús, a pesar de sus canciones no sean hoy en día tan conocidas por el gran público como las de otros grupos que se han englobado en la llamada Movida y que en su día vendían bastante menos). Hubo también rock a secas, rock’n’roll clásico, rock duro, rock urbano, rock progresivo, canción de autor, etc.

Un reciente libro pasa revista a aquellos tiempos musicales. Lleva por título “Rockeros insurgentes, modernos complacientes: un análisis sociológico del rock en la Transición (1975-1985)”, escrito por Fernando del Val. Este libro matiza algunos tópicos y en muchos casos los hace trizas. Por ejemplo, fueron giras como las de Miguel Ríos las que contribuyeron a dar a conocer y a normalizar rock en nuestro país antes que las de los grupos de la Movida que aún tardaron años en llegar. De hecho, hay testimonios en el libro que afirman que los artistas que más se cotizaban en 1981 eran el propio Miguel Ríos, La Orquesta Mondragón, Tequila y Alaska y Los pegamoides.

Por otro lado, otro de los tópicos que fulmina este libro es el de una movida superficial y apolítica, ya que también tuvo su lado irónico hacia los valores de la España bienpensante con canciones de notable éxito.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone