La sauna portátil salta del sector estético al sector médico

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

La sauna portátil, versión doméstica de la sauna de vapor utilizada durante casi una década como tratamiento estético, irrumpe con fuerza en el sector médico y se posiciona según los expertos como uno de los remedios modernos naturales más efectivos para tratar problemas de salud. Una cantidad sensible de médicos de cabecera y especialistas empiezan a recetarla como elemento complementario al tratamiento regular con resultados sorprendentemente positivos.

Milenios de uso

Aunque no está del todo claro cuándo y dónde el ser humano empezó a utilizar los baños de vapor, en el mundo existen importantes vestigios que confirman que tienen una antigüedad de más de 2.000 años, y han sido inventados, o por lo menos difundidos, por los romanos.

Desde aquellos tiempos el uso de la sauna siempre ha estado ligado a la belleza y a la relajación. Según la herencia escrita, tanto los romanos del imperio romano de occidente como los romanos y turcos del imperio romano de oriente, aprovechaban las saunas públicas para establecer relaciones interpersonales, relajarse y cuidar la piel.

Las saunas comerciales y las saunas portátiles en España se han estandarizado con fines similares a los perseguidos por los romanos, dando la espalda a muchas aplicaciones médicas, que otros países como Finlandia y Noruegallevan muchos años poniendo en práctica.

Saunas portátiles de vapor

Sauna seca o húmeda

Con el paso del tiempo, los turcos perfeccionaron la técnica de los baños de vapor y aún hoy la siguen disfrutando millones de habitantes y turistas en establecimientos comunitarios. Por otro lado, los romanos reinventaron su uso y transformaron los conocimientos trasmitidos por las termas, creadas por la naturaleza en suelo volcánico, en lugares con calor seco producido por unas brasas de madera controladas. A partir de entonces, la sauna puede tomarse de 2 maneras diferentes: sauna húmeda, también conocida como baño de vapor o baño turco; y la sauna seca, hoy en día conocida como sauna finlandesa, país que todavía reclama su invención.

Los profesionales médicos afirman que tanto el calor seco como el calor húmedo de la sauna portátil son beneficiosos para la salud. Ambos sirven para relajarse, eliminar el estrés, liberar toxinas y mejorar la piel, pero cada una por separado es capaz de mejorar y curar lesiones y enfermedades que hasta ahora solo tenían soluciones quirúrgicas o paliativas.

Aplicaciones médicas de la sauna portátil

Según palabras del doctor Emilio Fernández de Saunaportatil.net, los 2 tipos de saunas han demostrado ser, además de remedios contrastados antiedad y antiestrés, tratamientos eficaces contra un gran número afecciones. Afirma que el lanzamiento de la sauna portátil en un formato doméstico asequible ha facilitado su utilización sanitaria.

Las propiedades del vapor y del calor seco aplicado de forma controlada mejoran, entre otras muchas cosas, la circulación sanguínea, la hipertensión arterial, la movilidad articular, la respiración, el colesterol, el funcionamiento del hígado, las defensas, dolores y lesiones musculares. La transpiración abundante y la liberación de endorfinas dilatan las vías circulatorias, las vías respiratorias, liberan toxinas, hidratan las articulaciones y producen un efecto calmante en el cuerpo y en la mente capaz de curar lesiones físicas y problemas de ansiedad.

Un estudio reciente publicado en la revista oficial de medicina interna americana JAMA, describe los efectos positivos de la sauna en el organismo, centrándose en la salud coronaria de un porcentaje de población masculina de entre 42 y 60 años originaria de la provincia finlandesa de Kuopio. Los habitantes de este lugar, que usan la sauna en todos sus formatos incluyendo la sauna portátil a vapor y de infrarrojos desde hace siglos, sufren menos enfermedades cardiovasculares y tienen menos riesgo de morir por muerte súbita que otro porcentaje de iguales características de otra región del país en la que no existe tradición.

Gracias a la comercialización de la mini sauna individual y a la oferta actual de saunas portátiles a vapor, los profesionales tienen la posibilidad de complementar los tratamientos regulares de sus pacientes con técnicas ancestrales, naturales, no invasivas y que ofrecen comodidades y resultados nada despreciables.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone