Los Juegos Asiáticos, antesala de los eSports en los Juegos Olímpicos

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

eSports

Del 26 de agosto al 1 de septiembre, se celebra en las ciudades indonesias Jakarta y Palembang la 18ª edición de los Juegos Asiáticos, el equivalente olímpico de eSports.

El deseo olímpico de los eSports

En 2017 el COI (Comité Olímpico Internacional) abrió la puerta a la posibilidad de que los eSports entrasen como modalidad deportiva en los Juegos Olímpicos. Por ese motivo, en 2018 se ha querido enfatizar la importancia social de la competición, para conseguir garantizar esa entrada.

En esta edición competirán 45 países en 40 disciplinas distintas, por obtener algunas de las 462 medallas en juego. 6 títulos serán los protagonistas a la hora de desarrollar las partidas: Arena of Valor, Clash Royale, Hearthstone, League of Legends, PES 2018 y StarCraft II.

Además de organización y participantes, los eSports cuentan también con una nutrida masa de aficionados, que se estima superior a los 300 millones de espectadores.

Obstáculos para que los eSports sean olímpicos

No obstante, los Juegos Asiáticos dejan entrever algunos de los principales problemas que impiden que, al menos de momento, se conviertan en una modalidad de los Juegos Olímpicos.

La más grave de todas, pero también fácil de subsanar, es la relativa a la violencia. Los juegos existentes incentivan la violencia como mecanismo para alcanzar la victoria, yendo así en contra de los principios de los Juegos Olímpicos. La alternativa, ya propuesta, es limitar la participación a títulos esencialmente deportivos como el actual PES 2018.

Lamentablemente, otro obstáculo está presente en esta situación, el de las compañías desarrolladoras y distribuidoras de los videojuegos. Todas ellas sacan beneficios de los cada vez más rentables eSports, que cuentan con inversores privados ya hasta cifras millonarias.

Por si fuera pooc, existe competencia comercial dentro de la misma categoría de videojuegos, siendo el caso más notable el de la ausencia de FIFA 2018 de EA Sports, ante el mencionado rival PES 2018.