Los préstamos son el pasado. ¡Ahora en Internet mandan los mini créditos!

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Si hasta ahora la principal forma de financiación eran los créditos bancarios, lo cierto es que esto ha cambiado radicalmente desde la llegada de Internet y el auge de las nuevas tecnologías. Y es que en un momento en el que los bancos ponen un sinfín de complicaciones para ofrecer un crédito, independientemente de la cantidad solicitada, lo cierto es que han aparecido nuevas formas de financiación online que están disfrutando de un papel protagonista.

¿Te haces una idea? Exacto, se trata de los mini créditos, una nueva forma de obtener financiación rápidamente y sin complicaciones a través de Internet. ¿Te gusta lo que oyes? Pues presta atención y toma nota ya que a continuación te contamos todo lo que debes saber.

¿Qué son los minicréditos?

Antes de nada vamos a explicarte brevemente qué es un minicrédito. Se trata de un préstamos como otro cualquiera, con la particularidad de que suele ser de una cantidad reducida que suele ir acompañada también de otro interés bastante pequeño, por lo que no debería aumentar excesivamente la cantidad solicitada a devolver.

Son una opción perfecta para aquellas personas que van a comenzar un negocio o un proyecto y necesitan disponer de capital, así como para aquellas otras a las que les ha surgido un gasto imprevisto y no disponen del dinero suficiente como para afrontarlo en el momento.

Por lo general, la mayoría de tus minicréditos ofrecen cantidades que van desde los 300 hasta los 600 euros, aunque si necesitas una cantidad más elevada, existen diferentes empresas de microcréditos que podrían ayudarte. Todo consiste en saber buscar por Internet y dar con la empresa adecuada.

Respecto a los plazos de devolución del préstamo, éste suele variar en función de la cantidad prestada, así como de la empresa en cuestión. Normalmente suele ir desde los 30 hasta los 45 días, aunque esto puede variar drásticamente entre diferentes empresas.

Eso sí, deberás estar seguro de poder devolver la cantidad en los plazos pactados, ya que aquí es donde entra la única nota negativa, pues las comisiones por demora suelen ser bastante elevadas en la mayoría de casos.

Préstamos online

La mayoría de empresas que se dedican a los préstamos online suelen ser empresas que trabajan exclusivamente de forma online. Y es que Internet se muestra como un mundo que ofrece múltiples oportunidades a todo tipo de negocios y sectores, y el de los minicréditos es uno de ellos. Por lo general la mayoría de compañías suelen colaborar con entidades financieras o empresas con amplios capitales que puedan garantizar las cantidades solicitadas.

De modo que si necesitas afrontar un pago que ha aparecido de improvisto, o estás pensando en llevar a cabo un proyecto y no dispones del capital suficiente, no dudes en recurrir a los préstamos rápidos. Tan solo tendrás que entrar en Internet y dar con la empresa de microcréditos que mejor se adapte a tus necesidades y a lo que buscas. Serán tu mejor aliado.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone