Los trabajadores españoles, los cuartos del mundo que más tributan

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Los trabajadores españoles, los cuartos del mundo que más tributan

Los trabajadores españoles, tras percibir su salario, sólo disponen del 48% de éste, después de abonar  el Impuesto sobre la Renta de las Persona Físicas (IRPF), el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) y otros impuestos especiales.

Es uno de los datos que arroja un estudio del Foro Económico Mundial, en el que también destaca el hecho de que España es el cuarto país del mundo que exige un mayor esfuerzo contributivo a sus asalariados, con ese 52% destinado a los impuestos. Sólo por delante de los de nuestro país, los trabajadores suecos y daneses, que mantienen su Estado del Bienestar con una contribución del 56% del salario. También los franceses, que lo hacen con un 54% de su sueldo.

El caso español se ha visto forzado por los ajustes que han venido desde Bruselas, para ajustar nuestra economía y que han incrementado la presión fiscal a la que se somete a la ciudadanía española para cumplir con sus objetivos. Lo mismo puede decirse de la vecina Portugal, cuyos trabajadores figuran en el grupo de cabeza mundial de los que más impuestos pagan.  Japón, Austria y Holanda también figuran en los primeros puestos, siempre por detrás de España aunque por encima del 50%.

Sin embargo, si hacemos caso del Índice de Competitividad por países, las obligaciones tributarias de los españoles no van en consonancia con su puesto 33 en dicho índice que publicó en el pasado octubre el mismo Foro Económico Mundial.  Sin embargo, algunos de esos países que hemos citado más arriba, que exigen a sus trabajadores un importante esfuerzo en impuestos, figuran también en los primeros puestos mundiales de competitividad económica, caso de Suecia, Japón y Holanda.

En el ejemplo español destacan como aspectos negativos para el Foro económico Mundial el funcionamiento de las instituciones, el funcionamiento y la flexibilidad del mercado laboral, puntos en los que España no aparece ni entre los 100 primeros puestos. En cuanto a los aspectos positivos, el informe destaca el sistema sanitario español y algunas infraestructuras.

Otros estudios elaborado por Civismo, un think tank que busca promover la sociedad civil y avivar la libertad personal y económica en España, señala que los impuestos en el mercado laboral español son tan altos que dificultan la creación de empleo. Por eso, recomiendan que una de las soluciones para la economía y el mercado de trabajo españoles es la reducción de impuestos al trabajo.

Visto el informe del Foro Económico Mundial y este elaborado por Civismo, para entendernos con cualquier trabajador español, podemos decir que hoy por hoy les luce bastante menos el pago de sus impuestos que a otros de sus vecinos europeos.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone