El Oso Pardo, la especie protegida por la Fundación Biodiversidad

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Una de las especies que componen la biodiversidad de nuestro país es el conocido Oso Pardo y por ello también es uno de los animales en los que trabaja la Fundación Biodiversidad, del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Estos mamíferos de gran tamaño poseen un desarrollado sentido del oído y del olfato para llevar a cabo sus funciones vitales y protegerse de las amenazas.

El hábitat ideal para los ejemplares de esta especie corresponde a zonas con bosques de gran altitud, entre los mil cien y los mil cuatrocientos metros de altura sobre el nivel del mar. Su tamaño puede superar los dos metros en el caso de los ejemplares macho y duplicar el peso de los ejemplares hembra. Entre sus habilidades principales, destacan la natación y su capacidad para permanecer en solitario hasta sus periodos de celo. La Cordillera Cantábrica de nuestro país alberga a unos doscientos cincuenta ejemplares de Oso Pardo, mientras que la zona de los Pirineos, acoge a un número estimado de treinta y cinco o cuarenta ejemplares.

Fundacion Biodiversidad presenta el oso pardo

La alimentación que los Osos Pardo llevan a cabo varía según el periodo del año en el que se encuentren. Su alimentación se basa en hierbas de los bosques en los que habitan y de los frutos de sus árboles como hayucos, gramíneas, umbelíferas de hojas grandes, bellotas, castañas, aunque también satisfacen sus necesidades omnívoras mediante insectos como hormigas, huevos, ungulados muertos. Durante el verano, los ejemplares de Oso Pardo prefieren una ingesta de cereales sobre cualquier otro alimento, mientras que, pasado este periodo, la especie pasa a alimentarse de frutos de alto valor energético como pudios, escuernacabras y arándanos para acumular energía durante los periodos más fríos. En otoño, las bellotas de roble cobran importancia en la alimentación de los Osos Pardo, ya que este fruto predomina en gran cantidad en la Cordillera Cantábrica.

Proyectos de la Fundación Biodiversidad

Ya que el Oso Pardo se encuentra en peligro de extinción, en nuestro país se han llevado a cabo diversas y exitosas labores para evitar su desaparición. La Fundación Biodiversidad del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha sido la encargada de poner en marcha estas labores junto a, entre otras muchas entidades, la Fundación Oso Pardo, quien propone diversos proyectos como LIFE+ Desfragmentación del Oso, un proyecto que tiene como objetivo el intercambio genético entre los ejemplares de Oso Pardo y garantizar así su reproducción.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *