Regalos, olores, ubicaciones estratégicas… los trucos para vender más

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

El mundo de los negocios es complejo y, en muchas ocasiones, una estrategia exitosa para unos puede resultar un completo fracaso para otros. Sin embargo, hay actuaciones cuya efectividad parece indiscutible. En este artículo repasamos algunos trucos que las empresas han usado durante décadas para atraer y fidelizar clientes. Algunos te sorprenderán:

-. Regalos publicitarios: es la forma más habitual para dar a conocer una marca, una publicidad directa que atrae al consumidor. ¿Por qué? Pues la razón es muy simple, todos amamos recibir regalos (sean los que sean). Según varios estudios, los clientes que reciben regalos publicitarios tienden a gastar más y a ser más fieles a la marca en cuestión.

escaparate otoño - Regalos olores, ubicaciones....

-. Un escaparate que llame la atención: parece obvio ¿no? Pues todavía hay negocios que no cuidan su escaparate pese a la multitud de estudios que demuestran que una buena imagen es clave para atraer a compradores nuevos y fidelizar a los clientes que ya tenemos. Además, gracias a este escaparate podemos transmitir los valores y las motivaciones de nuestra empresa con un coste relativamente bajo.

-. Colocar los productos para propiciar la compra: es un estrategia que ningún supermercado deja de utilizar, ya que está demostrado que más de la mitad de las ventas no estaban planificadas por parte de los consumidores antes de entrar en el punto de venta. ¿Sorprendente, no? Pues es cierto. Las tiendas y grandes superficies colocan los productos de modo que éstos llamen la atención de los consumidores, que, de otro modo no los comprarían. Es el caso, por ejemplo, de los chicles y chucherías que se colocan junto a las cajas para pagar. De esta manera, los ves mientras esperas para pagar y los coges, pese a que no tenías pensado comprarlos y no lo habrías hecho de no haberlos visto allí. Otro truco similar es el poner los productos que más nos interese vender en la estantería que quede a la altura de la vista de los clientes. Nunca falla.

-. Realiza ofertas: no hay nada que llame más la atención (salvo los productos regalados) que las palabras oferta, descuento o promoción. Utilizándolas, muchas empresas se aseguran ventas que, de otro modo, no conseguirían. Y es que ¿a quién no le gusta conseguir algo por debajo de su precio original.

-. Potencia los sentidos: aunque lo parezca, en muchos negocios no hay nada dejado al azar. Por ejemplo, el olor y la música que puedes encontrar en una tienda suelen responder a estrategias de marketing pensadas para que te sientas bien y, por consiguiente, compres más. Por eso, la mayoría de comercios optan por música tranquila y relajante y olores florales.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone