Samsung consigue mejorar su beneficio un 5,18% en el segundo trimestre de 2018

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Samsung ventas

La compañía surcoreana es la líder del mundo en telefonía móvil. No solo como fabricante de los dispositivos móviles, sino también en cuanto a ventas comerciales de otros dispositivos y componentes. La empresa consigue ofrecer desarrollos más atractivos para los usuarios y con unas prestaciones muy por encima de la competencia.

A nivel económico, esto tiene claramente unas consecuencias y es que Samsung vende más que el año pasado y consigue una mayor rentabilidad en cada venta. Gracias a ello, la empresa ha presentado un balance económico del segundo trimestre de 2018, en el que garantiza su consolidación en el liderato del sector.

11.286 millones de euros de beneficio para Samsung

La compañía surcoreana ha informado que el beneficio durante estos meses ha llegado a los 14,8 billones de wones o, lo que es equivalente, 11.286 millones de euros. A nivel comparativo con el mismo periodo del año pasado, supone un incremento del beneficio del 5,18%.

Pese a que supone un crecimiento económico importante, está por debajo de las expectativas. De hecho, en siete trimestres es la primera vez que se percibe un retraso en su facturación.

¿Son mejores las ventas de chips que de telefonía móvil?

Samsung es una empresa destacable en tecnología en gran cantidad de factores. Sin embargo, algunos están presentando una mejor evolución. La telefonía móvil es la más destacable de todas, pero no lo está siendo gracias a su último desarrollo, el Samsung Galaxy S9.

Por tanto, muchos analistas coinciden en que es el departamento de chips el que logra impulsar al gigante tecnológico. De hecho, sus cifras de venta ya duplican al de los teléfonos móviles, pese a no ser tan conocidos.

Esto plantea un doble cometido para Samsung. Por un lado, reforzar un sector que podría liderar por mucho tiempo de seguir en este camino, el de la producción de chips. En segundo lugar, tiene necesariamente que desarrollar un nuevo dispositivo móvil que se equipare a los modelos de iPhone y suficientemente rentable, como para también frenar el avance de empresas como Xiaomi y Huawei.