Se celebró en Alemania la Gamescom, la feria europea del videojuego

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

videojuego

Entre los pasados días 22 y 26 de agosto se celebró en Colonia (Alemania) la Gamescom, una de las ferias de videojuegos que son referencia ineludible a nivel mundial junto a la E3 y a la Barcelona Games World. Una cita en la que ha quedado claro que el futuro del mundo del videojuego se encuentra fundamentalmente en la utilización de la realidad virtual.

Esta feria en la más grande del sector a escala europea, es el punto de encuentro entre las empresas de esta industria y la comunidad del videojuego a escala global. Se calcula que en el año 2016 la visitaron un total de 345.000 personas. No es extraño, dada su repercusión, que en esta ocasión fuera inaugurada por la canciller alemana Angela Merkel.

En este evento se han presentado las últimas novedades del sector y los videojuegos que van a triunfar en el futuro a corto plazo de esta pujante industria, aparte de señalar claramente cuáles son las tendencias que dominan el mercado tecnológico.

La Gamescom acoge durante cuatro días trepidantes desde los videojuegos más comerciales hasta las propuestas más alternativas o underground. Entre los nombres que más han sonado, el nuevo  Call of Duty, Final Fantasy XV,  la segunda parte de La Tierra Media, titulada Sombras de Guerra (que obtuvo el premio al “Mejor juego para Xbox One”), y el lanzamiento de la Xbox One X (“premio al Mejor Hardware”).

En la entrega oficial de premios el triunfador absoluto fue Super Mario Odyssey para Nintendo Switch, que obtuvo un buen número de galardones, entre otros “Lo mejor de la Gamescom”, “Mejor juego para Nintendo Switch”, “Mejor juego de acción” y “Mejor juego familiar”.

Prepárate para la nueva temporada porque si algo se ha sacado en claro de esta última feria del videojuego es que vienen meses muy muy divertidos para nuestras videoconsolas.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone