Vitaminas que necesitan las plantas de interior

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Las plantas de interior necesitan unos cuidados bastante específicos para crecer fuertes y sanas. A continuación te presentamos un interesante artículo en el que vas a descubrir los nutrientes que necesitan las plantas de interior para crecer fuertes y saludables. Sigue leyendo para descubrir todas las necesidades nutricionales de las plantas para dentro del hogar.

La importancia de las vitaminas para las plantas

Sin duda los nutrientes y las vitaminas son realmente importantes para las plantas de interior porque no pueden recibirlos del sol o de los elementos de la naturaleza. Es por ello que las plantas de interior necesitan de cuidados específicos para poder crecer fuertes y saludables. Aunque existen algunas plantas más delicadas que otras por normal general teniendo en cuenta algunas pautas y aportándoles las vitaminas, minerales y nutrientes necesarios será suficiente para que las plantas puedan crecer de forma eficiente y lograr su máxima floración dentro del hogar.

Además de aportarles estas vitaminas recomendamos remover bien la superficie de la tierra para que el agua se filtre bien y añadir tierra nueva y nutrientes como los de Advanced Nutrients, para que la planta pueda florecer de forma eficaz y optimizar todas sus posibilidades de crecimiento.

Las vitaminas necesarias para las plantas de interior

En cuanto a las vitaminas concretas que necesitan las plantas de interior cabe reseñar los elementos que presentamos a continuación. En primer lugar sin duda el potasio es muy necesario para que las raíces de una planta de interior crezcan fuertes, así como también para que las plantas puedan soportar y superar mucho mejor los cambios del tiempo (que aunque en el interior son mucho menos percibibles, pueden llegar a ser importantes para las plantas más débiles).

En segundo lugar, el nitrógeno también es básico para las plantas ya que colabora ayudando a formar la clorofila y colaborando también para fortalecer la planta, ya que si a un ejemplar le falta esta sustancia sin duda estará mucho más débil y rígido.

Asimismo, el azufre también es necesario y el calcio es muy importante para el desarrollo general de cualquier planta de interior. Por otro lado, recomendamos también vigilar las cantidades de magnesio con las que cuenta la planta de interior que tengamos en casa porque se trata de una sustancia o vitamina que resulta básica para que cualquier ejemplar pueda soportar desde todo tipo de enfermedades hasta incluso las heladas en los días más fríos que incluso se noten en interiores.

Por otro lado, si una planta tiene un exceso de magnesio las raíces de las planta se muestran como dañadas y las hojas suelen estar deformadas. En este caso se puede recurrir al calcio porque en la mayoría de casos se trata de una consecuencia de los suelos pobres en calcio.

El fósforo también es necesario para las plantas, sobre todo durante el proceso de floración o cuando una planta debe dar frutos. Hay que vigilar no pasarse con esta sustancia porque en exceso puede hacer complicada la absorción del hierro, que también es básico para una planta. El hierro de las plantas de interior es parte de la clorofila de éstas y es casi imposible que se encuentre en exceso. Lo más normal es que falte hierro y esto suele provocar que la planta no se desarrolle del todo o no llegue a desarrollar todo su potencial.

La falta de hierro en las plantas suele suceder sobre todo si el suelo es calcáreo, alcalino o salino y normalmente se puede identificar entre otra cosas porque la planta puede llegar incluso a perder todas sus hojas y además normalmente suele dejar de producir flores y frutos, en caso de que los produzca.