Piratean la cuenta de Twitter del fundador de la red social

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Twitter

La red social de Twitter ha vivido estos días una situación tan delicada como paradójica. El fundador de la plataforma, Jack Dorsey, habría visto cómo su cuenta era pirateada y publicaba mensajes ofensivos.

Mensajes en nombre de Jack Dorsey

La cuenta de Jack Dorsey se vio inundada de mensajes racistas, machistas y ofensivos de diferente tipo, publicados en distintos intervalos de tiempo.

Como era previsible, la red social actuó de forma muy rápida para intentar evitar que se propagasen más mensajes de este tipo. Hay que tener en cuenta, que el perfil del fundador original de Twitter tiene a día de hoy 4,2 millones de seguidores, por lo que cualquier publicación tiene un potencial viral importante.

Twitter, por la seguridad de sus cuentas

La situación a día de hoy se ha resuelto, aparentemente sin más incidencias, pero con dos graves consecuencias.

La primera de ellas es que se desconoce a ciencia cierta qué ha ocurrido. Desde la red social aseguran que investigan la situación, pero solo tienen sospechas sobre qué tipo de tecnología o plataformas pueden haber utilizado los piratas informáticos.

La otra consecuencia es que se pone en duda la seguridad de la red social. No han hackeado un perfil cualquiera, sino la del mismo fundador. Esto implica que, en realidad, ninguna cuenta tiene una protección del 100%, a pesar de que desde la red social aseguran que los sistemas de Twitter no están en absoluto comprometidos por este ataque.

Twitter y su futuro por la estabilidad

Precisamente la estabilidad es uno de los grandes objetivos de la red social. Con 139 millones de usuarios y tras una crisis importante de usabilidad, la plataforma se esmera por abanderar la limpieza en sus cuentas, incluyendo también seguridad digital ante estos ataques.

Justo cuando su valor estaba en lo más alto, ya que la red social no sufría caídas como la competencia, este ataque informático vuelve a poner en jaque la credibilidad de la empresa.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *